martes, 8 de marzo de 2016

Dansa del velatori (Danza del velatorio)

Momento de esta danza funeraria
La Dansa del velatori (danza del velatorio) es un baile típico valenciano que se hacía en motivo de la muerte de un albat o infante.

Se trata de un ritual funerario que se practicó hasta principios del siglo XX en épocas en que la mortalidad infantil era muy alta. Esta danza se bailaba sobre todo en las zonas de la costa de Valencia y se extendía hacia Castelló y Alacant.

Cuando moría un menor de 8 años en la iglesia se hacía un toc a mort o toque de muerte para informar a la población de lo sucedido. La familia y conocidos acudían a la casa del difunto y se cantaba y bailaba esta danza mientras velaban al muerto y acompañaban a la familia.

Según el ritual, el difunto era colocado en un pequeño ataúd entre telas blancas y con flores blancas de papel o tela, símbolo de pureza, y con un ramito entre sus manos. La cara se le pintaba de colores vivos simulando que era un angelito que estaba vivo en el cielo. Para los que venían al velorio se preparaba una mesa con frutos secos (almendras, altramuces, pasas…) y un porrón de vino o mistela.

Cuando oscurecía empezaban a tocar y a cantar, y las parejas empezaban el baile, al que se podían ir añadiendo más parejas hasta altas horas de la madrugada. La música era interpretada con instrumentos mayoritariamente de cuerda (bandurrias, guitarras…)  a ritmo de fandango y con castañuelas.

La letra, que retrata la situación que transcurre, invitaba a los allí presentes a bailar e intentaba consolar a la familia del albate fallecido, algunos de los versos eran improvisados.

Esta es la letra de la Dansa del Velatori en su idioma original:

La dansa del vetlatori
dones vingau a ballar
que és dansa que sempre es dansa
quan es mor algun albat

En esta casa s’ha mort
un albaet molt bonic,
però no ploreu per ell
que ja ha acabat de patir.

El pare i la mare ploren,
no ploren pel xic no,
que s’ha mort la criatura
sense saber lo que és mon.

Quin goig més gran que deu tindre,
la mare d’eixe xiquet,
que se n’ha pujat al cel
i s’ha tornat angelet.

La dansa del vetlatori
senyores ja s’ha  acabat
que és dansa que sempre es dansa
quan es mor algun albat.


Y aquí su traducción al castellano:

La danza del velatorio
mujeres venid a bailar
que es danza que siempre es danza
cuando se ha muerto un albat.

En este pueblo se ha muerto
un angelito muy bien vestido,
pero no lloren por él
porque ha acabado de sufrir.

La madre y el padre lloran;
no lloren por el pequeño, no;
que la criatura se ha muerto
sin saber lo que es el mundo.

Qué gozo más grande debe tener
la madre de este pequeño,
porque ha subido al cielo,
y se ha convertido en angelito


Fuente: Altima





No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en dejar tu opinión. Siempre se puede aprender más y corregir errores gracias a quien lee este blog.