domingo, 20 de marzo de 2016

Ser más feo que Picio

¿Pudo parecerse Picio a este personaje cinematográfico?
Muchas expresiones que empleamos con asiduidad se refieren a determinadas personas, pero no siempre conocemos de dónde proceden y por qué estos sujetos merecen el honor –o deshonor- de aparecer en los dichos populares.

Va conocer el origen de una de las frases que menos nos gusta escuchar cuando se refieren a nosotros: ser más feo que Picio.¿Quién fue este personaje? ¡Te lo contamos!

¡Pobre Picio! De él se dice que era tan feo que el cura le tuvo que dar la extremaunción con una caña, para acercarse lo menos posible.

Pero, ¿existió realmente? Parece que los investigadores, como José María Sbarbi en su libro Gran diccionario de refranes, coinciden en que Picio sí que existió y que era un zapatero del municipio granadino de Alhendín durante la invasión francesa, aunque también residió en la zona de la Alpujarra (en Lanjarón) y en Granada capital.

Sin embargo, su fealdad no le vino de nacimiento, sino que fue sobrevenida a causa de un trágico episodio. Fue condenado a muerte por un delito pero, mientras se encontraba rezando ante un altar, recibió la noticia de su indulto. Le impactó tanto que, según cuentan, perdió el pelo de la cabeza y las cejas y le aparecieron numeroso tumores en el cráneo y la cara que le deformaron el rostro y le dieron un aspecto poco agradable.

Ante tal transformación, Picio sufrió el rechazo de sus vecinos, por lo que se mudó a Lanjarón, aunque poco duró su estancia en este pueblo, ya que lo expulsaron al negarse a descubrir su cabeza para entrar en misa.
Se instaló en la capital hasta su muerte, con 60 años, día en el que ni siquiera el cura quiso uncir los óleos en la frente del moribundo, utilizando una cañavera.

No sabemos si le hubiera servido de consuelo a Picio, pero al menos su nombre ha sido mencionado por ilustres de las letras como Pedro Antonio de Alarcón, Benito Pérez Galdós, Miguel de Unamuno, los hermanos Quintero o Pío Baroja.

Fuente: Súper Curioso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en dejar tu opinión. Siempre se puede aprender más y corregir errores gracias a quien lee este blog.