jueves, 22 de junio de 2017

Un tesoro en el parque del Retiro madrileño

Embarcaciones del retiro (imagen de wikipedia)
Para conocer este secreto de Madrid tenemos que viajar hasta el Siglo XVII, al reinado de Felipe IV. El monarca de la casa de Austria, apodado ‘El Rey Planeta’, era un gran amante del arte, su reinado se prolongó durante más de 44 años dejando, como veremos a continuación, curiosas anécdotas e historias a sus espaldas.

Como bien sabéis, originalmente el Parque del Retiro era de uso exclusivo para los reyes, quienes lo utilizaban para múltiples menesteres y actividades. A Felipe IV le apasionaba montar espectáculos para la demás gente de la realeza y cortesanos por lo que este preciado parque fue lugar de representaciones de teatro, espectáculos con animales e incluso simulaciones de batallas navales en el estanque, las denominadas naumaquias. La cosa era sorprender y dar que hablar, siempre que fuera para bien, claro.

Al parecer, hubo un momento en el que Felipe IV quiso ir un paso más en sus ostentosos juegos y comenzó a esconder, distribuidos por todo el parque, pequeños tesoros que consistían en unas pocas monedas de oro para los hombres y unas joyas para las mujeres. Cada cierto tiempo el monarca encargaba a una persona de su confianza que ocultase el pequeño botín en algún lugar recóndito del parque y más tarde disfrutaba viendo como sus allegados se dispersaban y correteaban por el Retiro en busca del tesoro.

La leyenda comienza a gestarse el día en el que el Rey opta por esconder el tesoro más cuantioso y valioso de todos, para ello le pide a su ayudante que esta vez lo oculte a conciencia, para que así, el juego sea más largo y difícil que nunca. Según ha llegado hasta nuestros días, la mala suerte hizo que esta persona falleciese de forma repentina horas después de esconder el botín llevándose a la tumba una valiosa información, la localización exacta del oro y de las joyas. Desde aquel momento comenzó una intensa y afanada búsqueda que nunca dio resultado, aquel tesoro escondido por orden de Felipe IV jamás se recuperó por lo que quizás siga oculto, esperando que alguien lo encuentre y lo saque de nuevo a la luz, cuatro siglos después.

Curiosamente, en el año 1968 dos operarios municipales encontraron junto a una de las puertas del parque una serie de monedas antiguas valoradas en 300.000 pesetas de la época, toda una fortuna. Había 59 monedas de oro y plata, dos monedas de Carlos III, 29 de Carlos IV y 8 de Fernando VII. No obstante, al ser posteriores a Felipe IV se descartó que fuera el tesoro de la leyenda que os acabo de contar.

Fuente: Secretos de Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en dejar tu opinión. Siempre se puede aprender más y corregir errores gracias a quien lee este blog.