martes, 17 de octubre de 2017

La batalla de ratas muertas de El Puig (Valencia)

Representación de un lanzamiento de rata
NOTA: MI MAS ABSOLUTO RECHAZO A CUALQUIER FIESTA QUE INCLUYA MALTRATO ANIMAL

El Puig, un pueblito de la huerta valenciana, es otro cantar. Allí los mozos del pueblo celebran cada último domingo de enero la fiesta más asquerosa de España y parte del extranjero: la batalla de ratas, consistente en lanzarse unos a otros los cadáveres de una docena de ratas, apaleadas previamente para la ocasión y congeladas hasta el día de la fiesta.

Los “mozos” llevan escondidas las ratas en sus ropas de camuflaje militar y lanzan los cadáveres a la gente, que los recibe con alborozo. “Niños de 5 a 16 años las cogen y juegan con ellas”, podía ser como en los viejos tiempos, en los que las piñatas de barro que rompen ahora los mozos no sólo guardaban golosinas sino ratas vivas atraídas por aquellas, que eran apaleadas por la multitud al caer al suelo.

Parece ser que la tradición viene de la Alta Edad Media, cuando las epidemias de peste asolaban Europa y la matanza de ratas era la manera de detener la mortífera enfermedad, según explica un documentado y complaciente artículo publicado en 2014 por el Wall Street Journal. De aquellos polvos, estas tradiciones. Y un grito unánime de los vecinos desde que la batalla de ratas está oficialmente prohibida en el pueblo –“¡Queremos ratas, queremos ratas!”

Fuente: Strambotic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No dudes en dejar tu opinión. Siempre se puede aprender más y corregir errores gracias a quien lee este blog.